8/5/09

Lima 08 de mayo del 2009

Starbucks Larco Miraflores

Después de tiempo que vengo a tomarme un rico café al agujero negro limeño. Starbucks tiene una magia única, su gente, el ambiente, etc… Que no se encuentra en cualquier lado, te da ganas de hasta traer tu sleeping bag y reposar hasta el amanecer frente a tu laptop o un buen libro. Siento que las preocupaciones se quedan fuera de la entrada, sin ningún esfuerzo de mi lado. Un espíritu bohemio domina mi ser, se amortigua con la salud, aún así, no se detiene y sigue volando por encima de mi cabeza, motivando mis pasos.

Hoy volveré a la universidad, luego de haber faltado tres días por el problema del tobillo. Ayer pude conversar con algunos amigos del taller de relaciones públicas, ha habido ciertos avances, algunos desertores y pocos trabajos considerables. Ahora temprano cumplí con mandarles un mail ofreciendo mi ayuda, es evidente que mi apoyo ha sido escaso –por no decir ninguno- en mi ausencia. Se me está volviendo costumbre, esto de divagar en mis temas y perderme con mi vínculo externo. Albur mental.

Estuve investigando sobre tratamientos no tan extremos para la dolencia del tobillo derecho que tengo, encontré más información sobre la alternativa planteada por algunos amigos y profesionales del linaje: la radiosinovectomia. El lugar donde me haría el tratamiento sería en Arizona donde mi tía y su familia viven desde hace años. “La tía Lili” quedó en tocar el tema con su esposo –“el tío Jorge”- ya que es una situación compleja que requiere de paciencia y constancia. Siendo sinceros eso de incomodar a otros está en mis top 10 de cosas que no se debe hacer, pero evaluando no tengo muchas opciones que digamos. Lo que faltaría para que esto se pueda volver realidad parte de la respuesta de mi tía y el veredicto final del traumatólogo junto al de mi doctora.

El tratamiento me ha llenado de una acogedora esperanza que guardo con recelo, esto de creer se siente tan bien. En los últimos años mi manera escéptica de ver el mundo, me ha vuelto un as del pragmatismo, perderme en este campo claro y sin piso concreto hace que mis pies no prueben el suelo de otra tierra. Uno se va enmarcando en un cuadro parcial, consumiendo exclusivamente lo que la realidad provee, y dejando el postre divino en el refrigerador del NO.

Llevo casi tres horas dentro del local, es tiempo de volver a casa y almorzar.

Hasta el otro lado.

1 comentario:

  1. Hola koki ...o jorge III...

    chevere tu último post eh, un abrazo cuidate y a ver si visitas mi blog, que justo lo empece un poco antes de operarme la rodilla.. hace ya varios años atrás.

    saludos

    javierin alvarin

    http://hermanosdesangre.blogspot.com/

    ResponderEliminar