10/5/10

Lima 24 de abril del 2010

Discurso de bienvenida

Estimados padres de familia, compañeros e invitados en general:

Esta tarde los hemos escogido a ustedes para que sean testigos de un momento trascendental en nuestras vidas, la fecha clave en la que nos mantenemos de pie frente a los nuevos retos que la vida nos depare. A los que igual que hoy, enfrentaremos con éxito.

Son muchas cosas por las que hemos tenido que pasar, entre alegrías y derrotas. Cinco años en los que el descubrir se ha vuelto una constante. La hermana duda disparada antes de un examen, las noches desveladas por las que nuestros ojos leían para comprender este mundo, para entendernos mejor. Siempre tan luna, siempre tan día.

Momentos compartidos, cruces en la biblioteca, señales de silencio a los que hacíamos poco caso, no por malos, sino por universitarios. Conversaciones disipadas con cada cambio de página, el susurro de medio lado y la inquietud por cumplir con las obligaciones, el tiempo que apremiaba y nuevamente la señal de silencio.

El café frente al amigo, los cuadernos llenos de apuntes, frases de los autores como sangría referencial. La actitud que iba cambiando dando pie a la exteriorización paulatina de los ideales. Del compromiso por ir formando el perfil de un profesional.

La experiencia se acumulaba con el transcurrir de los ciclos, créditos ganados, cursos aprobados y profesores que cambiaban su rol de docentes por el de compañeros, no solo preocupándose por la cátedra, también por el bienestar del alumno, las segundas oportunidades frente a una prueba mal rendida.

Así fue como una decisión distancio el rumbo de cada uno de nosotros, mas no nos separó, las bases se mantuvieron y la especialidad elegida fue acercándonos a lo que realmente era el punto eje de nuestra verdadera vocación. Donde al final de cuentas, se unirán para renovar y fortalecer el mercado de las comunicaciones, con los aportes diferenciados de cada talento.

Agradecemos de manera especial al comunicador y escritor Gustavo Rodríguez, quien gentilmente aceptó ser nuestro padrino en esta ceremonia.

A nombre de la promoción “Ad Eternum”, les damos la más cordial bienvenida a nuestra ceremonia de graduación.

Muchas Gracias.

Hasta el otro lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada