25/4/11

Lima 25 de abril del 2011

At KC


Las tinieblas de mi mente, la creación de posibles respuestas, el otro engranaje, la preocupación de la promesa rota en un sinnúmero de partículas, el “todo estará bien”, echa para atrás que la mirada calma el desasosiego. No te aburras del trabajo; no acaricies la guitarra; compra un auto; has deporte y no fumes; visítame; no me toques, pero no te enfríes… BOOM! La gran explosión de una bomba. Las tinieblas…


Hace un día recibí un comentario en Veneración muy acertado, que quebró mi ceguera. Despejó alguito de esa polvareda. Y lo que ahora permuto no es para encontrarme conmigo mismo, sino para que los que me siguen sientan que los puntos importantes no se han desvanecido, solo estuvieron ausentes.

No textualmente, pero la pregunta fue: ¿Por qué solo hablas de la deficiencia y tus viajes? ¿Dónde queda tu familia, tu trabajo, tu relación? Se esfumo o qué. Y este lector no pudo haber atinado tan bien a cómo me puedo estar sintiendo respecto a todo. Bueno, considero que he colocado énfasis a tocar como título SURO entre otros, pero no he compartido tanto de mí.


Poco veo a mis amigos. Ellos pueden cuando yo no y viceversa, cuando ambos podemos, ninguno se llama. Es raro… Y dos de los más importantes se fueron del Perú. Mi familia, siempre fue un tema que no me gustó hablar del todo porque inevitablemente me trae recuerdos oscuros de los tiempos en que yo sufría demasiado. Las cosas ya no son así obviamente, pero aún me jalan pistas de hielo por donde veo. La verdad es que los quiero, pero mucho no hago con o por ellos y es mutuo el sentimiento.


En cuanto a mi relación trato de protegerla y no exponer las debilidades. Y los buenos días me he dedicado a vivirlos meramente, intentando estirarlos. Espero que más adelante esto se aclaré. No obstante, es parte de mí y como tal, cierto reflejo debe tener en mi lienzo digital.

Mi trabajo va bien, las cosas salen rápido, pasan los meses y los retos se vuelven escalones de la escalera rutina. Y para colmo esta escalera evoluciona a eléctrica, entonces se convierte en un mayor aburrimiento. Es el confort zone que si te quedas pierdes.


Ya mañana me compro mi bicicleta. Se me ocurre hacer un blog hablando de la Hemofilia y caballo con ruedas. Suena simpático. La herramienta Tumblr suena propicia.

Semana Santa, fue totalmente de devoción a la cama solitaria.


Hasta el otro lado.

19/4/11

New Zealand 24 de marzo del 2011

At the Copthorne Hotel (Auckland)


Publicación con un mes de retraso


Ya van dos días desde que salí de mi casa para poder llegar hasta el otro lado del mundo como lo es Oceanía. Sin contar claro los pequeños inconvenientes técnicos que hicieron que no volará en la primera opción de antemano. Una vez que mis pies gastados pisaron tierra sentí como todo el cuerpo me vibraba. Habían sido 14 horas sin moverme, sumado a los vuelos anteriores que ya como resultado final bordeaba el día completo en el aire. Cuando me encontraba esperando por mi maleta noté que todo el mundo se iba yendo de la fila y poco a poco fui quedando solo, el presagio de que algo malo pasaría, al menos así lo sentí. Fui al lugar de reclamos y me dijeron que mi equipaje efectivamente no iba a llegar hasta fácil dos días y que cualquier cosa me llamarían al hotel. Por lo que me quedé con la misma ropa (polo, pantalón, calzoncillo, medias, etc.), y sin mi preciado factor. Good start!


La ciudad es preciosa, el verde se hace notar en cada esquina, no hay espacio para lo árido, en cuanto a estructura es muy similar a los EE.UU., es decir, moderno y con amplias carreteras. Lo que lo diferencia de la potencia mundial podría ser su índice de pobreza y el estilo de vida mucho más saludable de los locales, no vi muchos gorditos. Hablan inglés, por el buen tiempo de la colonia británica, pero con dejo tan complicado de entender, que es como escuchar a un australiano ebrio hablar por un teléfono público. Se imaginan my mights?


La razón fue la segunda reunión de SURO –la primera que tuvo lugar en San Francisco el año pasado- con el objetivo de mostrar mi Plan de Acción el cual trabajé conjuntamente con el actual presidente de la Asociación Peruana de Hemofilia (ASPEH). Para recordar SURO se encarga de formar líderes en las comunidades de Hemofilia en el globo, para que estos luego del curso puedan ser participes de la búsqueda de un mejor tratamiento en sus comunidades.

En el día de las presentaciones hubo destacables planes de acción. En total unos 20 pacientes.


Los más reconocidos fueron por orden:


1. Kilimanjaro Project: dos hermanos hemofílicos escalan el Kilimanjaro en búsqueda de recaudar fondos para los países subdesarrollados (Nueva York). (http://www.dosomething.org/project/hemophilia-kenya-project)
2. HemoFit: cómo el deporte puede reducir los sangrados a la mitad (Australia).
3. Creación de Asociación de Hemofilia en su localidad (México).
4. Repotenciar la imagen de la Asociación Peruana de Hemofilia a través de nuevos canales de comunicación (Perú) (yo).


Una corta experiencia que me dio una gran lección. Nunca es suficiente. Para poder tener un buen tratamiento no basta con ir simplemente a tu cita en el hospital. Sino luchar porque los actuales y nuevos hemofílicos tengan medicina y puedan vivir plenamente.


Hasta el otro lado.